Los pistachos, el snack ideal para los deportes de invierno

Por 29 diciembre, 2016reportajes y viajes
Andrew- Pistachio Photo Shoot final high res

Por su óptimo perfil nutricional, los pistachos americanos son buenos para combatir la fatiga causada por la altitud y las bajas temperatura

Dra. Nieves Palacios, “es necesario ingerir alimentos que contengan sustancias antioxidantes para evitar la aparición de lesiones tisulares y obtener un buen rendimiento físico”

Con la temporada de nieve ya inaugurada, los aficionados a los deportes de invierno tienden a escapar los fines de semana a la montaña para disfrutar del aire libre. Muchas veces, nuestro cuerpo no está acostumbrado a realizar ejercicio físico en altitudes altas, por lo tanto, debemos tener cura y saber qué efecto tiene la altitud en nuestro organismo. En esta situación, la ingesta de frutos secos como los pistachos americanos, durante y después de realizar la actividad deportiva, puede ser de gran ayuda y convertirse en parte del entrenamiento (lo que se llama entrenamiento invisible), gracias a su perfil nutricional que proporciona la energía y los nutrientes que el organismo necesita en estas ocasiones.

La altitud afecta de forma importante al organismo humano. A partir de los 2500 metros aproximadamente, ya se empiezan a sentir los síntomas de la disminución de oxígeno en sangre (hipoxia). En la montaña, una misma actividad requiere un mayor esfuerzo y más gasto energético que a nivel del mar. Llevar con nosotros frutos secos ricos en proteínas, potasio y magnesio como los pistachos americanos para consumirlos tras la práctica de deportes de nieve y montaña, nos proporciona la energía y los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.
Como término medio, a 2.500m se consumen 200kcal menos al día y se gastan 300kcal más, comparado con lo que se consume normalmente a nivel del mar. Esto supone una diferencia de mínimo 500kcal al día, aunque puede aumentarse según se incrementa la altitud o se realiza un mayor ejercicio físico. El frío también es un factor que influye en estos síntomas, ya que produce un aumento del tejido adiposo pardo, que, a su vez, incrementa el gasto energético con el fin de proteger el organismo contra el frío.

Los efectos de la grasa parda para el entrenamiento en altura
Cuando sometemos el cuerpo a bajas temperaturas, este consume los recursos disponibles en el organismo para protegerse del frío y superar el cansancio, lo que provoca un desgaste más elevado de energía. La Dra. Nieves Palacios, jefa del Servicio de Medicina, Endocrinología y Nutrición de la AEPSAD y nutricionista de deportistas olímpicos, sostiene que “se ha comprobado que tanto el ejercicio como el frío producen un aumento del tejido adiposo pardo que, a su vez, incrementa el gasto energético con el fin de proteger al organismo contra las bajas temperaturas¨. La grasa parda es un tejido cuya finalidad es quemar energía para dársela al organismo, elevando su temperatura cuando hace frío.

En este sentido, los alimentos altos en grasas saludables son muy valiosos para los deportistas que entrenan en altura. Entre estos destacan los pistachos americanos, ya que no sólo son energéticos, sino que su perfil de grasa resulta muy saludable porque contienen grasas poli insaturadas y ácidos grasos mono insaturados (ácido oleico) que poseen una acción protectora sobre el sistema cardiovascular.

La vitamina E, el antioxidante de las alturas

La práctica de ejercicio físico en las alturas aumenta el consumo de oxígeno y, con ello, se dispara la producción de radicales libres, que pueden ocasionar alteraciones en los tejidos. Según la Dra. Palacios, “es necesario ingerir alimentos que contengan sustancias antioxidantes, con el fin evitar la aparición de lesiones tisulares (del tejido muscular) y obtener un buen rendimiento físico”. Los antioxidantes actúan como defensa contra los radicales libres: moléculas inestables i altamente reactivas, que generan una desorganización en las membranas del organismo. La suplementación con antioxidantes ha mostrado tener  efectos beneficiosos y es una medida recomendada para atenuar y/o evitar el daño oxidativo producido por la asociación del ejercicio físico y la exposición a la altura, como puede ocurrir en el esquí alpino. Los pistachos americanos son una excelente fuente de vitamina E, un potente antioxidante liposoluble, esencial para mantener la integridad de las membranas celulares. 

Además, hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea la altitud, menor es la atenuación de los rayos del sol por la atmósfera, por lo que la radiación ultravioleta en el organismo será mayor que a nivel del mar y puede generar un daño acumulativo que favorece la presencia de alteraciones cutáneas y oculares tanto de tipo agudo como crónico. En este sentido, el pistacho americano es un alimento rico en vitamina E (100 g. de pistachos contienen 5,20 mg. de vitamina E). La vitamina E protege la piel de los rayos UV y actúa contra el envejecimiento prematuro y otras enfermedades de la piel.

Alimentos ideales tras el entrenamiento en altura

Elegir los alimentos adecuados se convierte en una tarea fundamental para la persona que entrena con tal de no caer en una fatiga crónica, lesión o enfermedad, y ayudar a la recuperación física del cuerpo. Los frutos secos son muy recomendables como fuente de energía y micronutrientes. Durante una jornada de ejercicio intenso, el cuerpo pierde sodio con el sudor, y potasio, un mineral que juega un papel importante en la función nerviosa y el control muscular del cuerpo; así que perderlo puede conducir a que los músculos se debiliten. Incluir alimentos como el pistacho, que es una fuente natural de potasio, juntamente con el agua, puede ayudar a reponer este importante mineral después del ejercicio. Según la Dra. Nieves Palacios: “los pistachos tienen un perfil nutricional muy saludable y, gracias a su composición, son un alimento muy interesante en la dieta habitual de deportistas”.

Puedes descargarte otras recetas, comunicados y dossier de prensa en: http://bit.ly/1T0SReQ

Más información en www.americanpistachios.es

Sobre los pistachos americanos

Los pistachos son un nutriente rico en antioxidantes, vitaminas, proteína y fibra. Un puñado de diario equivale a 49 pistachos, más rico y saludable que cualquiero otro fruto seco. Estan libres de colesterol y solamente contienen 1,5 gramos de grasas saturadas y 12,5 gramos de grasa saludables, provinentes de las grasas monosaturadas y la polinostauradas. Además, contienen una significante cantidad de potasio, 300mg, y 6gr de fibra.

Sobre American Pistachio Growers

American Pistacho Growers (APG) es una asociación sin ánimo de lucro que representa a más de 625 productores miembros de California, Arizona y Nuevo México. APG está presidida por una junta directiva de 18 miembros, que son productores, y está financiada en su totalidad por los mismos agricultores e inversores independientes, con el objetivo común de incrementar mundialmente la notoriedad de los nutritivos pistachos que se cultivan en América. Los Estados Unidos han sido número 1 en la producción mundial de pistacho desde 2008. Más información en AmericanPistachios.es

 

Deja un comentario