Las estaciones de esquí andorranas necesitan un mínimo de 19 millones para cubrir el déficit

publicado en: Actualidad | 0

Tras tres meses en pérdidas, Grandvalira, Ordino Arcalís y Pal Arinsal afrontan los meses que quedan de temporada con incertidumbre.

Las estaciones de esquí de Andorra lo están pasando mal este invierno, como las de casi todo el mundo. En los tres meses que llevamos de temporada, Grandvalira, Ordino Arcalís y Vallnord Pal Arinsal acumulan pérdidas que sólo se podrán salvar con una inyección económica mínima de 19 millones de euros.

Es la cantidad que Ski Andorra ha pedido al Gobierno del Principado para hacer frente al déficit acumulado a causa de la disminución de visitantes de otros países y a que el consumo interno de esquiadores es del todo insuficiente.

Es sólo una primera aproximación y puede resultar incluso al final de la campaña de invierno se necesite más dinero, porque las expectativas no invitan al optimismo y es que no se vislumbra un cambio a corto plazo para que puedan llegar turistas de otros países.

El rescate de las pistas de esquí no va a ser nada fácil. El Diari d’Andorra informa que, para el Gobierno, el esquí es un sector estratégico, un motor económico, pero el ordenamiento jurídico no contempla una manera de dar una respuesta rápida a esta solicitud, motivo por el cual se debatirá sobre ello en la sesión de Consejo de Ministros.

Según el mismo diario, el dinero solicitado llegaría a 20,6 millones de los que habría que descontar 1,5 millones correspondientes a las ayudas que las estaciones ya han recibido vía expedientes de regulación de empleo (ERTE) y por la reducción del recibo de electricidad que se aplican desde hace meses.

De acuerdo con la petición, 8,5 millones serían para SAETDE (Pas de la Casa-Grau Roig), 6,7 para ENSISA (Soldeu El Tarter), 1,4 para SECNOA (Ordino Arcalís) y 4 para EMAP (Pal Arinsal).

Las tres estaciones bajo el paraguas de Ski Andorra no descartan ningún escenario en el supuesto de que no se les haga efectiva la ayuda directa que han solicitado, o que la cantidad sea sensiblemente inferior.

Grau Roig y Arcalís ya han reducido el horario de apertura y cierran las pistas a las 14 h desde el lunes para reducir gastos. Una medida que es  un primer paso y que no excluye la alternativa del cierre de las instalaciones antes del final de una temporada que algunos hoy ya dan por perdida.

Fuente: Diario de Andorra

Seguir en las redes:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *