Más de 600 personas siguen la primera jornada del 11º Congreso Mundial de Turismo de Nieve y Montaña que se celebra en Andorra

publicado en: Actualidad | 0

Más de 400 personas siguen el Congreso presencialmente y cerca de 200 personas, por streaming. Una mesa redonda de alto nivel sobre la reactivación del sector con representantes de Andorra, Eslovenia, España, Grecia y Kazajistán, protagonista del primer día.  El turismo de montaña ha ganado adeptos después de la pandemia por las oportunidades de ocio y las actividades en el exterior que ofrece

Más de 600 personas han seguido la primera jornada de la undécima edición del Congreso Mundial de Turismo de Nieve y Montaña que este año se celebra en el Centro de Congresos de Andorra la Vella bajo el título ‘Una nueva mirada hacia el futuro’. Una treintena de ponentes internacionales, entre profesionales de primer nivel y múltiples representantes institucionales, participarán durante dos días en cinco mesas redondas y tres ponencias magistrales en las que se abordarán temas como la recuperación del turismo, la inteligencia de datos para mejorar la experiencia de los usuarios o el turismo de experiencias en un contexto en el que la sostenibilidad es un elemento imprescindible para los viajeros.

Andorra, ejemplo de destino de turismo activo todo el año

En la sesión inaugural, el M.I. Sr. Jordi Torres, ministro de Turismo y Telecomunicaciones del Gobierno de Andorra, ha incidido en que «no podemos disociar el turismo de nieve y montaña de la preservación de recursos y la sostenibilidad», al tiempo que ha manifestado que uno de los retos de futuro «es poder ampliar la oferta turística en todo el año, más allá de la temporada de invierno”. En este sentido, Zurab Pololikashvili, secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), ha señalado a Andorra como un ejemplo de cómo hacer crecer un destino turístico de éxito a lo largo del año “y que ahora sea conocido por más aspectos además de la nieve, como la naturaleza, la gastronomía, la música o el deporte”. Además, ha avanzado que, para la próxima edición del Congreso, se abordarán el turismo de salud y bienestar como uno de los ejes principales.

«En el Congreso Mundial de Turismo de Nieve y Montaña podemos demostrar al mundo que el turismo está unido, que nuestro sector puede ofrecer respuestas y generar la confianza que todos necesitamos en momentos tan difíciles», ha añadido el secretario general de la OMT respecto al contexto general y las tres «grandes crisis» que el sector afronta: la Covid-19, el cambio climático y el conflicto bélico en Ucrania. Por su parte, el Hble. Sr. Francesc Camp, alcalde de Canillo, parroquia anfitriona de esta edición, ha remarcado la importancia de cuidar el turismo de proximidad “buscando el equilibrio entre el binomio de amar la montaña y que ésta sea el principal foco de ingresos”.

Los retos de futuro del sector

Damien Zisswiller, director de Ingeniería y Desarrollo de Territorios de ATOUT France, ha ofrecido una ponencia magistral sobre innovación y sostenibilidad, donde ha afirmado que “si se alcanza la neutralidad de carbono se podrá conservar el 75% de las zonas de esquí, con la innivación mínima del 42% de la superficie”. Sin embargo, ha explicado que, según una encuesta a nivel europeo, el 80% de los visitantes mantendrán la montaña como destino turístico aunque disminuyan las precipitaciones de nieve. En este sentido, ha considerado que «en un mundo que evoluciona tan rápidamente, la innovación es una gran una herramienta de desarrollo».

Moderada por la jefa de Inteligencia y Competitividad del Mercado Turístico de la OMT, Sandra Carvao, a continuación ha tenido lugar la mesa redonda de alto nivel con el M.I. SR. Jordi Torres, ministro de Turismo y Telecomunicaciones de Andorra; la Excma. Sra. Sofía Zacharaki, viceministra de Turismo de Grecia; el Excmo. Sr. Simon Zajc, secretario de Estado del Ministerio de Desarrollo Económico y Tecnología de Eslovenia; el Excmo. Sr. Fernando Valdés,  secretario de Estado de Turismo de España; y el Excmo. Sr. Doran Abayev, ministro de Cultura y Deportes de Kazajistán. Todos ellos han explicado cómo los destinos turísticos se han adaptado a la nueva realidad, los retos del sector y su reactivación.

Las intervenciones han apuntado a la desestacionalización del turismo de montaña, el cambio climático y cómo adaptarse a éste, la preservación de la naturaleza y la formación como los grandes retos de futuro para el sector. Además, se ha remarcado la importancia de vincular la comunidad y la población local al turismo de montaña para ganar en autenticidad y ofrecer un producto de calidad. Sin embargo, también se han subrayado los puntos fuertes del turismo de montaña, que ha ganado adeptos después de la pandemia por las oportunidades de ocio y actividades en el exterior que ofrece.

El big data y la transformación digital, herramientas clave en el nuevo escenario

Por la tarde, Gerard Calzada, Data & AI Manager de Andorra Telecom, ha explicado cómo los datos que ofrecen los smartphones permiten “tener una fotografía del turista y poder segmentarlo, y así poder anticiparnos con modelos predictivos”. “Gracias a los datos recogidos podemos aportar valor y mejorar la experiencia de nuestros visitantes acertando lo que buscan, lo que permite ser más eficientes y orientarnos hacia un turismo más sostenible», ha añadido.

La transformación digital y el turismo del futuro ha sido el eje sobre el que se ha desarrollado la primera sesión del congreso, dedicada a cómo el big data, la inteligencia artificial y la innovación virtual han sido aliadas para adaptarnos al nuevo escenario, pero han puesto el foco de atención en el papel que deben jugar. En esta línea, Christian Lugner, CEO de Motasdesign, ha comentado que «la digitalización no debe ser la experiencia en sí misma, sino que debe estar pensada para mejorar la experiencia del turista». Con él, han participado en la sesión Marc Galabert, secretario de Estado de Diversificación, Economía e Innovación del Gobierno de Andorra; Santiago Camps, CEO de Mabrian Technologies; Helena González Ung, gerente de Proyectos Especiales y Arte Digital de Necsum Trison; y Marc Bigas, co-fundador de Skitude.

Para cerrar la jornada se ha presentado el Informe de la OMT y la FAO sobre turismo de montaña y sostenible en el marco del Año Internacional del Desarrollo Sostenible de las Montañas de las Naciones Unidas, con Sandra Carvao, jefa de Inteligencia y Competitividad del Mercado Turístico de la OMT, y Rosalaura Romeo, coordinadora de proyectos Alianza para las Montañas de la FAO. Romeo ha señalado que «el desarrollo del turismo debe ir de la mano de la conservación de los ecosistemas de montaña, la valoración de la cultura y la estimulación del crecimiento económico inclusivo».

El Congreso, desde su creación, tiene la voluntad de ser un punto de encuentro para el conjunto del sector y un espacio de reflexión y debate en torno a los principales retos y objetivos a los que se enfrenta el turismo y, muy especialmente, los destinos de nieve y montaña. Organizado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), el Gobierno de Andorra y el Ayuntamiento de Canillo, la edición de este año del Congreso está enmarcado en las celebraciones del Año Internacional del Desarrollo Sostenible de las Montañas de las Naciones Unidas.

Congreso Mundial de Turismo de Nieve y Montaña

Es una iniciativa de los siete ayuntamientos y del Gobierno de Andorra, juntamente con la OMT, con la voluntad de constituir un fórum de debate permanente sobre el desarrollo y la sostenibilidad del turismo en zonas de montaña. Con una periodicidad bienal, la primera edición se celebró en el año 1998 en Escaldes-Engordany y, desde entonces, cada edición se organiza en una parroquia distinta.

Seguir en las redes: